Elon Musk dijo que mudará Tesla si continúan las medidas de confinamiento en California

Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla, tuiteó el sábado que la compañía mudará sus oficinas centrales y futuros proyectos desde California, hacia Texas o Nevada.

El directivo también dijo que la decisión de mantener algún tipo de actividad productiva en Fremont, dependerá de cómo se trate a Tesla en el futuro, refiriéndose a la planta en el área de la Bahía de San Francisco, que es la única fábrica de vehículos que tiene la compañía en Estados Unidos.

A su vez, Musk anunció que demandaría al Condado de Alameda, en California, a raíz de que el departamento de salud dijera que el fabricante de autos eléctricos no podía reabrir la fábrica de Fremont hasta el 1 de junio. ¿El motivo? Las medidas de confinamiento que fueron impuestas con el objetivo de limitar la propagación del coronavirus.

“Tesla presentará una demanda contra el Condado de Alameda de inmediato. El `Oficial de salud interino´ no elegido e ignorante de Alameda está actuando en contra del Gobernador, el Presidente, nuestras libertades constitucionales y ¡simplemente del sentido común!”, escribió Musk en su cuenta de Twitter.Elon Musk anunció, vía Twitter, que piensa mudar las instalaciones de Tesla fuera de California y que demandará al condado de Alameda.Elon Musk anunció, vía Twitter, que piensa mudar las instalaciones de Tesla fuera de California y que demandará al condado de Alameda.

El condado de Alameda dijo el sábado que había estado trabajando con Tesla para desarrollar un plan de seguridad que “permita reabrir y proteger la salud y el bienestar de los miles de empleados” que se desempeñan en la fábrica, y que espera llegar a un acuerdo sobre un plan de seguridad muy pronto.

Musk había dicho el jueves a los empleados que el viernes por la tarde se reiniciaría una producción limitada en Fremont.

Tesla construye más de 415.000 autos por año en la planta de Fremont y trasladar toda la instalación sería un movimiento enorme, según publicó Reuters.

Dan Ives, un analista de Wedbush, estimó el sábado que la compañía podría tardar de 12 a 18 meses para relocalizar la producción.

La amenaza de mudar la fábrica también se conoce mientras Tesla apunta a aumentar la producción en Fremont de su todoterreno Modelo Y, el vehículo más rentable de la automotriz a la fecha.

Cabe recordar que Musk se ha mostrado muy crítico respecto de las medidas de aislamiento social y preventivo que se vienen tomando para enfrentar la pandemiaDe hecho tildó a la cuarentena de “fascista” e “indignante” por considerar que atenta contra las libertades personales y que dañará a la economía.

La semana pasada, durante la presentación del balance de Tesla, Musk dijo criticó fuertemente las medidas restrictivas que llevaron a la suspensión temporal de la producción de sus autos eléctricos en California. El directivo se mostró preocupado respecto de esta situación.

“La cuarentena causará mucho, mucho daño no sólo a Tesla pero a cualquier empresa. Y aunque algunas personas pasarán la tormenta, muchas compañías pequeñas no lo harán”, subrayó. A su vez, describió al aislamiento social como un “encarcelamiento forzado de las personas en sus hogares, en contra de sus derechos constitucionales”.

A pesar de esta situación, Tesla obtuvo ganancias: los ingresos por créditos regulatorios aumentaron a USD 354 millones en el último trimestre. Tesla vende los créditos a los fabricantes que los necesitan para cumplir con los estándares de emisiones cada vez más estrictos en la mayoría de los mercados del mundo.