Bitcoin: por qué hoy es un día histórico y deberías prestarle mucha atención

Finalmente llegó el día. La comunidad crypto estaba esperando con ansias este evento silencioso que revoluciona las finanzas mundiales. Hoy es cuando ocurre el halving, un evento único que se da cada 4 años.

Bitcoin fue creada hace 11 años como una moneda puramente digital, y totalmente descentralizada. No es emitida por ningún gobierno (hay 164 países que emiten su moneda nacional) y además tiene emisión finita: nunca habrá más de 21 millones de Bitcoins, y se alcanzará ese número final en el año 2140, dentro de 120 años

Al ser una moneda descentralizada, alguien tiene que validar las transacciones que suceden en la red. Por eso, cada 10 minutos aproximadamente los mineros (quienes aportan hardware y consumen electricidad para hacer más segura la red) validan un bloque de transacciones.

Cada 210.000 de estos bloques de transacciones, evento que ocurre cada 4 años, la cantidad de Bitcoins que recibe el minero ganador, se reduce a la mitad. De ahí proviene el nombre del evento: halving. Lo mismo dicho de otra manera: la oferta de nuevos Bitcoins cae un 50%.

En su corta historia, Bitcoin tuvo solamente dos halvings anteriormente (el de hoy es el tercero). Desde julio de 2016, cuando ocurrió el segundo halving, hasta hoy el minero ganador cobraba 12,5 Bitcoins (aproximadamente 120.000 dólares, según el fluctuante precio de la criptomoneda). A partir de hoy, y hasta 2024 ese número bajará a la mitad: 6.25 Bitcoins será el premio cada 10 minutos.

¿Por qué Bitcoin es importante?

Al ser una red descentralizada, cualquiera puede participar, no se necesita aprobación, y no hay una entidad central que controla o aprueba quienes participan, o ninguna de sus transacciones. Fluye libremente entre participantes de la red.

Sólo se necesita un celular smartphone disponible en todo el mundo a precios accesibles, y una conexión a Internet. Y se está participando de una revolución del dinero digital, que es independiente de los humores de impresión de dinero de los gobiernos.

Una moneda digital que no es emitida por ningún gobierno es de emisión finita (algo que se vuelve muy evidente como hoy, día donde cae a la mitad la emisión de nuevos Bitcoins) y muy fácil de participar, divisible en 100 millones de partes lo que hace que incluso con pequeños montos como por ejemplo 1.000 pesos argentinos se pueda participar.

Finalmente tenemos una opción de resguardo de valor de nuestro dinero, de forma inconfiscable. Bitcoin es un cambio de paradigma al dinero que conocemos, es una transformación subterránea, muy profunda, que impactará de lleno en las futuras generaciones.

¿Por qué el halving de Bitcoin es importante?

Básicamente por dos motivos fundamentales:

1) Bitcoin es más escaso. Queda bien claro que hay monedas con bandera (las de los 164 países que emiten su propia moneda) que siguen una lógica muy distinta a la de Bitcoin, la de emisión controlada a voluntad (algunos dirían que en ocasiones excepcionales, descontrolada).

Bitcoin por su parte tiene un régimen decreciente de emisión de nuevos Bitcoins, que incluso se reduce a la mitad cada cuatro años y dentro de 120 años no se emitirá ni uno más. Lo que sí es un dato de la realidad objetiva: a partir de hoy la cantidad de nuevos Bitcoins creados diariamente cae de 1.800 hasta este domingo, a 900 Bitcoins por día a partir de hoy. La escasez es un atributo fundamental en eso que llamamos dinero, para ser valioso.

2) Hay una alternativa de reserva de valor en el largo plazo. Pre coronavirus el dólar se devaluaba (producto de su emisión) a razón de 2% anual en promedio. Eso resultaba, producto del efecto acumulativo, en 22 años se perdia el 50% del poder de compra. Bitcoin, si bien extremadamente volátil, ha demostrado que en 11 años el precio ha ido en tendencia alcista, y un porcentaje muy significativo de quienes han comprado Bitcoin lo han hecho pensando en su faceta de “reserva de valor”: no los han tocado desde entonces.

Datos clave sobre el halving

Según Google Trends, la cantidad de gente a nivel mundial buscando “Bitcoin halving” en el buscador Google ha crecido exponencialmente comparado con lo sucedido previo al halving anterior, sucedido hace 4 años atrás. Eso es un dato puro y duro de la realidad.

Ahora bien, se trasladará esa curiosidad informativa en demanda de compra de Bitcoins? Nadie lo sabe, pero está claro que este fenómeno global de Bitcoin y su halving despierta mucho interés. Más y más gente quiere conocer de qué se trata este fenómeno que se da cada cuatro años, que (¿casualmente?) coincide con las elecciones presidenciales en EEUU.

Siempre es recomendable invertir primero tiempo en aprender de qué se trata, para luego recién decidir si invertir dinero en ello o no.

Todavía es temprano

Recién alrededor del 1% de la población del planeta está relacionada con las criptomonedas al día de hoy. Muy poca gente, sin dudas.

Pero hay varios elementos que hacen potencialmente del Bitcoin una mezcla explosiva: es muy sencillo participar, solo requiere un celular y acceso a Internet. Es un fenómeno global, y cuando hay algún país complicado con temas de inflación y devaluación de su moneda, sus habitantes saben intuitivamente que deben buscar refugio en otra moneda, típicamente era el dólar estadounidense. Refugian su dinero para no perder tanto como la moneda con bandera de su país.

El final está abierto: ¿qué moneda elegirán, principalmente las nuevas generaciones? ¿La moneda que ya conocen, la que están acostumbrados, en la que confían (o no), o una alternativa diferente, nueva, pero poco probada y percibida como altamente especulativa, que podría ofrecer ganancias atractivas pero con alta volatilidad y riesgo?

Cuando se trata de dinero, nadie quiere arriesgarlo innecesariamente. Por eso esta revolución irá más lenta que otras que ya hemos vivenciado, como la de Internet por ejemplo. Pero si lograse generar tracción masiva, y sea una moneda de uso cotidiano, el cambio a nivel sociedad será definitorio.

El precio del Bitcoin en 2020

Mientras 2020 marca un durísimo revés en las cotizaciones de los principales instrumentos financieros debido al coronavirus, Bitcoin es el activo de mejor desempeño en lo que va de 2020, el año que quedará en la historia por el impacto del Covid-19.

Después de haber sufrido una violenta caída del 60% en el terrible en marzo pasado, ha recuperado terreno para seguir en el tope del ranking.

La disyuntiva del inversor hoy

Siempre es bueno poner los números en perspectiva: antes del primer halving, el Bitcoin valía u$s11. Antes del segundo halving (cuatro años después) valía u$s700. Antes del tercer halving (hoy) vale u$s9.600.

¿Cuánto valdrá antes del cuarto halving (en 2024)? No puedo predecir el número exacto, pero me animo a afirmar que será significativamente superior a lo que vale hoy 11 de mayo de 2020.

La pregunta para el inversor hoy ya no es más si invertir o no en este activo financiero. Los inversores avanzados están decidiendo qué porcentaje de su portfolio exponer a este activo tan volátil, y cuál es la mejor forma de jugar este partido.

Pero quienes quieren jugar a ganar (no solo a ‘no perder’ con las monedas nacionales) ahora encuentran otra alternativa, que no existía hace tan sólo 11 años.

¿Subirá el precio esta vez?

La pregunta natural de quienes están indecisos a embarcarse en esta inversión de las criptomonedas es intentar adivinar si subirá el precio del Bitcoin en los 12 meses siguientes al halving, como sucedió en sus dos veces anteriores.

Como intento de respuesta, consideremos esto: existen 25 millones de personas en el mundo que son millonarias, o sea son personas que tienen más de 1 millón de dólares de patrimonio. Cuando atravesamos ese dato con que no habrá nunca más de 21 millones de Bitcoins en existencia, caemos en la cuenta que no hay siquiera 1 Bitcoin para cada uno de los millonarios del planeta. En ese cuadro vemos de cuerpo entero la oferta limitada que propone Bitcoin.

Si bien es cierto que todavía falta mucho para que los bienes y servicios de la vida cotidiana se transaccionen en Bitcoin, es un futuro posible que, de materializarse algún día, mostrará que el precio actual era una gran oportunidad.

Hay una chance no menor (superior al 25%) que Bitcoin suba, y quizá muy fuerte, en los próximos 12 a 18 meses. Obviamente no va a subir todos los días para llegar a un posible objetivo de u$s50.000 o quizá u$s75.000. A eso se le llama una asimetría favorable al inversor.

No es una certeza, ni mucho menos, al igual que nada en la vida (bueno, excepto la muerte y los impuestos) pero es una posibilidad que irá cobrando fuerza en el tiempo.

Lo que sí está claro que los inversores que se aventuran en este nuevo activo financiero hoy, pensando en el largo plazo (no sólo en el año próximo), serán quienes estarán sentados en primera fila para cosechar grandes oportunidades.

Conclusión

Quizá en términos de precio del Bitcoin hoy, su tercer halving, sea un día absolutamente normal, como cualquier otro. Pero está sucediendo algo mucho más profundo, que no se puede ver a simple vista.

Esta revolución tecnológica impacta de lleno al dinero, uno de los factores más importantes que hacen girar al mundo. Es importante no dejarse engañar por su falta de representación física, el Bitcoin y las criptomonedas son una revolución mucho más profunda que Internet, 50 veces más potente si me obligasen a mensurarlo de alguna forma.

Bitcoin ofrece una bocanada de aire fresco en un mundo viciado de más de lo mismo por parte de los gobiernos: baja de tasas y emisión descontrolada. Y hoy es un día especial, donde muchos inversores del mundo son recordados de naturaleza de emisión finita del Bitcoin.

Y el público vuelve a considerar que finalmente hay una opción de ahorro diferente a las monedas nacionales. Una moneda diferente, que tiene en sus raíces un sistema no inflacionario, de emisión limitada, descentralizada. Como siempre, el público elegirá la que sea de su preferencia. Y ganarán quienes hayan invertido anticipando la que sea finalmente escogida por la mayoría.

En mis casi 50 años de vida, me considero muy afortunado de haber podido vivir dos revoluciones tecnológicas, Internet primero y ahora las criptomonedas. Además de invertir esperando ganar dinero, es maravilloso poder participar de esta revolución cripto.